IGNACIO ARANGUREN

La existencia del Taller de Teatro Escolar Navarro Villoslada no se entiende si se prescinde de la incansable y variada trayectoria personal y profesional de su creador, Ignacio Aranguren Gallués, quien lo creó y dirigió durante 35 años convirtiéndolo en proyecto de referencia o experiencia singular, dentro y fuera de Navarra.

 

El profesor Aranguren nació en Pamplona un primero de mayo de 1953. Premonitorio o no, venir al mundo el día de la festividad del trabajo no sabemos si ha tenido alguna significación especial en su vida. Lo que sí podemos afirmar, quienes hemos observado su trayectoria profesional, es  que es un trabajador infatigable, enamorado de sus dos pasiones: el teatro y la docencia.

 

Dedicado desde muy pronto a ambas, Ignacio Aranguren participó como actor, adaptador y ayudante de dirección en el grupo El Lebrel Blanco, con el que se embarcó en diferentes espectáculos para el público infantil y adulto. En 1976 obtuvo el premio Antxon Elosegi  para textos de teatro infantil con la obra Los apuros de don Jeringa o Vamos a jugar al teatro.

 

Esta carrera recién iniciada se desarrolló sobre sólidas bases con las oportunidades formativas que, a través de su paso por Navarra en los años ochenta, ofrecieron José Monleón, William Layton, Miguel Narros o José Carlos Plaza, entre otros, y que fueron contribuyendo a consolidar su personalidad artística.

 

A partir de entonces, Ignacio Aranguren ha estado vinculado a algunos de los principales proyectos de  teatro navarro, sobre todo el teatro relacionado con la educación, ya sea como asesor en el Centro de Apoyo al Profesorado de Pamplona, como impulsor de la Escuela Navarra de Teatro, o como coordinador y componente del equipo redactor del currículo de la asignatura de Dramatización para la ESO de Navarra. Ha sido asesor del Aula de Teatro de la Universidad Pública de Navarra, y en la actualidad colabora en diferentes proyectos de artes escénicas  de la Fundación Municipal Teatro Gayarre  o del Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra.

 

Sin embargo, lo más interesante de su personalidad creadora ha sido la capacidad de aunar de manera natural los conocimientos y destrezas que le dan su condición de catedrático de lengua y literatura, con las que ha ido obteniendo de su práctica teatral, con sus inagotables ganas de aprender y de enseñar. El lugar donde ambas confluyeron ha sido el taller de teatro escolar que creó y dirigió durante tres décadas y media en el IES Navarro Villoslada  en el barrio de Ermitagaña de Pamplona.

 

Desde 1978, año en el que creó este taller de teatro, Aranguren vino profundizando, con la minuciosidad de un orfebre, en su proyecto de un teatro escolar de hoy, un trabajo en el que ha logrado un merecido prestigio por su rigor y resultados. Consciente de todo lo que el teatro aporta a la educación, estableció  que cada uno de sus talleres se compusiera siempre de una promoción diferente de alumnos en su último curso de bachillerato, por lo que cada curso se renovó en su totalidad. Los datos resultan insólitos: 35 promociones, más de mil actores adolescentes, ochocientas representaciones... Buena parte de quienes hoy en Navarra  -e incluso algunos fuera de ella- tiene relación con los diferentes oficios teatrales recuerda su descubrimiento del teatro sobre aquel escenario o las butacas del instituto del barrio de  Ermitagaña.

 

Ha llevado a cabo proyectos como Talleres de teatro intercentros,  Proyecto Sin moldes, Educando en justicia, Campaña de convivencia en centros de secundaria, Jornadas de formación para el profesorado, etc. Algunos de sus espectáculos han sido presentados en Francia, Bélgica y Reino Unido, así como en jornadas de pedagogía teatral en distintas localidades españolas o en el Teatro María Guerrero de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional.

 

En 2013, en el momento de su jubilación, su Taller de Teatro realizaba 25 actuaciones para unos 8.000 espectadores jóvenes y adultos de toda Navarra. Su proyecto de ESCUELA DE ESPECTADORES ha sido reconocido a nivel nacional y cuenta con numerosos galardones.

 

En la actualidad, ya jubilado de la docencia en secundaria, sigue participando como miembro de las comisiones de valoración de proyectos teatrales promovidos por el Ayuntamiento de Pamplona  y el Gobierno de Navarra. En 2014  ha creado e impulsado el proyecto JÓVENES ESPECTADORES DE NAVARRA, en el que participan decenas de docentes interesados en su formación teatral y en la de sus alumnados.

 

Como autor y pedagogo teatral, sigue impartiendo charlas para escolares y profesores, y también participa en jornadas y congresos nacionales sobre didáctica de la expresión teatral. Igualmente imparte talleres sobre el empleo de la dramatización en el aula como instrumento didáctico.

 

Además de las publicaciones sobre sus proyectos dentro y fuera del Taller de Teatro, Ignacio Aranguren ha obtenido los siguientes premios personales, destacados en cuanto a su repercusión nacional:

 

  • Premio Nacional de Innovación Educativa “Francisco Giner de los Ríos” 1989.

  • Premio MEC Talleres de Expresión Artística en centros de enseñanza media y superior 1989.

  • Premio Experiencias Educativas Innovadoras del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, 2006 y 2007.

  • Premio Nacional BUERO a la mejor dirección, 2006.

  • Premio Nacional BUERO a su larga trayectoria de estímulo al teatro joven, 2011.

 

En cuanto a sus publicaciones, llevadas a cabo en las distintas etapas de su vida profesional, en esta página, así como en la red, aparecen las referencias sobre sus textos originales para diversos públicos (Editorial ALGAR), o sus trabajos sobre pedagogía del teatro escolar y juvenil (Departamento de Educación del Gobierno de Navarra).

 

En 2007 un grupo de padres de alumnos pidió a su centro educativo que se incluyera su candidatura para el Premio Príncipe de Viana de la Cultura, en el que quedó finalista. En 2013 varios centenares de antiguos alumnos participantes en sus talleres firmaron una solicitud ante el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra para que le fuera concedida a Ignacio Aranguren la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

 

 

GABRIEL RUBIO NAVARRO

(Tomado del prólogo a Primera vez. Suite ADSLescente. Alzira, Editorial Algar, 2010, Colección Joven Teatro de Papel)

                                       

Actualización de datos: JAVIER LARRÁYOZ y VICENTE GALBETE          

 

JOSEBA BERAMENDI NAZABAL

Aunque ante nosotros le guste definirse como emborronador o pintamonas, para otros que más saben, Joseba Beramendi es un ilustrador y diseñador de importante currículo.


Entre los años 1987 y 1991 estudió en el Instituto Navarro Villoslada. En su último curso  en el centro formó parte del Taller de Teatro que en aquel año puso en escena la obra Quevediana: Un viaje con El Buscón a través de Los Sueños. Las paredes del salón de actos todavía lo recuerdan como un verdugo algo borrachín que acababa de ajusticiar al padre de Pablillos, el desgraciado buscón. Seguramente, en algún otro lugar del centro, tal vez en el sótano, estará guardado su estupendo expediente de bachiller que destacaba en letras, incluso en latín, como más tarde lo haría también en la lingua navarrorum.

 

Una vez se fue de Ermitagaña, conseguido el nihil obstat unánime de sus profesores, entre 1992 y 1995, realizó estudios de cómic, narrativa, guión y animación tradicional en el centro Escola Joso de Barcelona. De regreso a Pamplona, desarrolló su actividad profesional en diversas empresas del mundo editorial y el diseño gráfico. Actualmente trabaja en Cabinet Comunicación como creativo en diseño e ilustración.

 

Joseba Beramendi, hombre polifacético, no se ciñe únicamente a estas actividades profesionales. Colabora o ha colaborado regularmente con diferentes revistas y publicaciones. Entre otras, en el clásico TMEO, en XABIROI o en la revista NAVARRA, de contenidos culturales y sociales, de la cual es director y coordinador. Su actividad como divulgador la viene desarrollando también en la tertulia semanal gráfica del programa Graffiti de Radio Euskadi.

 

Colabora en la tertulia nocturna de la radio pública vasca en Déjà Vu y en el programa Bildua, dedicado a la divulgación de las nuevas tecnologías, las redes sociales e internet. Además, semanalmente, dirige y presenta un programa radiofónico en Euskalerria Irratia, emisora de radio de ámbito comarcal de Pamplona, sobre jazz, blues y rock clásico.

 

Aunque fue alumno de la Literatura de COU que impartía entonces Ignacio Aranguren, quien le hizo sudar sus sobresalientes, al parecer, Joseba Beramendi no le guarda rencor, ya que en 1991 acudió a un ensayo del Taller de Teatro y se ofreció para asesorar a sus componentes o para diseñar los carteles o programas de mano de las superproducciones de los bachilleres novatos.  

 

Y, así, Joseba Beramendi, ex alumno y diseñador profesional de pedigrí, se incorporó al equipo de producción, diseñando y enseñando diseño gráfico a nuevas promociones del Taller de Teatro. Un año fue un cartel-programa; otro, el programa de mano fue un desplegable; otro, un sobre lacrado…

 

Cada programa de mano diseñado por él, apoyado por las fotografías de Adolfo Lacunza y las caracterizaciones de Sara Napal, más los textos y la fuerza interpretativa de los alumnos, ha sido un recuerdo solicitado y valorado por los miles de espectadores de cada campaña. Nos consta que muchas personas, adolescentes o alumnos, los coleccionaron. Memoria viva y amistosa de cuanto –y cuánto- Joseba hizo.   

 

Si quieres saber más de Joseba Beramendi, pulsa aquí: https://es.linkedin.com/in/josebaberamendi

 

VICENTE GALBETE

Vicente Galbete Martinicorena (Pamplona, 1949) es licenciado en Bellas Artes y catedrático de Dibujo. Cursó además los estudios de graduado en Diseño Industrial y realizó la especialidad de Grabado en Barcelona, Madrid y Valencia. Desde el año 1973, en que inició su carrera docente, ha sido profesor en diversos centros de enseñanza. Estuvo algunos años destinado en la Isla bonita, La Palma, en donde se pudo haber quedado a vivir, pero decidió regresar a los inviernos de Navarra, cuya historia y rincones conoce como pocos. Se jubiló como docente en el Instituto Félix Urabayen de Pamplona el año 2010.

 

El año 1979 comenzó su actividad como escenógrafo y figurinista en el Grupo de Teatro del  entonces llamado Instituto Nacional de Bachillerato  Padre Moret  del barrio de Irubide de Pamplona. Durante los once años que duró aquella experiencia teatral puso en escena, en colaboración con su amigo y colega Germán González, otras tantas obras de teatro.

 

El año 1987, con Los dos gemelos venecianos, comenzó su colaboración con Ignacio Aranguren y su Taller de Teatro, colaboración que ha mantenido hasta 2013, año en el que su creador y director también se jubiló. La trayectoria del Taller de Teatro Navarro Villoslada a lo largo de sus 35 años de existencia no podría entenderse ni hubiera sido la misma sin las aportaciones de Vicente Galbete.

 

Además de su sólida formación histórica y artística, Vicente Galbete  posee una innata  capacidad para traducir en propuestas visuales contemporáneas las intuiciones más o menos visionarias de cualquier director. Junto con sus bocetos de urgencia en folios reciclados, Vicente Galbete sabe adjuntar el desarrollo práctico y concreto de cada espacio escénico o de cada figurín contemporáneo o de época. Y, lo que no resulta nada desdeñable, sabe ajustar su creatividad inagotable a un presupuesto o a un equipo de producción con límites compartidos.  

 

Curioso, generoso, inquieto y a la vez paciente, con frecuencia parece más inglés que de Pamplona.  Pero Vicente Galbete es también profesor de secundaria de largo recorrido. De los que no se dejan deslumbrar por las penúltimas corrientes pedagógicas, esas corrientes hoy imprescindibles, pero que pronto resultarán tan efímeras como las  ya olvidadas. En cada boceto de escenografía y en cada figurín de vestuario de Vicente Galbete que conservamos en los  archivos  late una apuesta silenciosa por nuestros  chavales, por el teatro  y la educación. Una renuncia al más que merecido éxito personal para ser solo una línea de la ficha de un proyecto común que figura en cada uno de los programas de mano de la historia de este Taller de Teatro.

 

En el momento de la jubilación sucesiva de Vicente Galbete e Ignacio Aranguren, centenares de  trajes, junto con millares de objetos ininventariables de procedencias diversas, formaban el patrimonio del Taller de Teatro esperando aparecer en escena en nuevos proyectos. En este patrimonio ha destacado siempre el completo archivo de figurinismo y patrones para la confección de vestuario de época y contemporáneo por parte de Maricruz Ibarrola y Tere Gutiérrez.

 

Sus trabajos como escenógrafo, figurinista y docente han sido, tanto a nivel local como nacional, frecuentemente reconocidos y premiados. Destacaremos algunos, por su repercusión nacional. En 1989  obtuvo el Premio Nacional de Innovación Educativa "Francisco Giner de los Ríos" por el Proyecto Trampolino: una experiencia educativa de taller de teatro intercentros. En 2008, sus diseños de vestuario para Historia de un caballo  fueron reconocidos con el Premio Nacional al vestuario de los Premios Buero de Teatro Joven.  En 2010 el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra le otorgó, a petición de sus compañeros de centro y en su primera convocatoria, el Premio Navarro en Educación.

 

Además de sus actividades académicas y teatrales, Vicente trabaja también en diversos campos de la creación artística de su especialidad. Es ilustrador y diseñador gráfico y su obra se encuentra en diversos campos del mundo editorial. Sus esculturas están repartidas por la geografía navarra, de manera preferente en entornos naturales y rurales.

 

Javier Izcue, escritor y amigo, lo define así:

“Vicente Galbete, bolinero, atesora una de las mejores vivisecciones de la negra provincia de Flaubert. Posee un sentido del humor inteligente que rehuye la ofensa y la herida. Conserva como artículo de fe que la prisa es una forma de vulgaridad. Practica el arte del regalo. Irunsheme auténtico, pasea siempre por una ciudad que él ha conocido, que no existió pero que pudo ser, que sólo él recuerda aunque bulle de vida, cómicos de la legua y sastres. Atesora términos marineros, ciencias antiguas, cualidades sutiles y un sentido de la educación que nos hace confiar en que la conversación resulta escala al paraíso. La buena noticia es que hay un Vincent Galbete II formándose cabe el Galeón de Manila, mar de Cortés, Frisco.”

 

JESÚS GLARIA SANTAMARÍA

Jesús Glaría es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad Politécnica de Madrid. Desde el año 2005 es Catedrático Educación Física del IES Navarro Villoslada de Pamplona. Ha sido también Asesor de Medios Audiovisuales del Centro de Apoyo al profesorado (CAP) de Pamplona.

 

Además de ser especialista en educación física y deporte, a Jesús Glaría le interesan todas las artes escénicas. Es miembro de la Coral de Barañáin; recibe e imparte cursos sobre expresión corporal y danza, y realiza audiovisuales propios sobre los más diversos temas. Con sus alumnos de secundaria y con sus experiencias en trabajo corporal, ha participado también en diferentes muestras y encuentros nacionales.

 

Para el Taller de Teatro ha realizado grabaciones con diferentes finalidades. En esta página se incluyen algunos de sus excelentes y profesionales trabajos. Así fue capaz de resumir en doce minutos horas y horas de grabación con el seguimiento de todo el proceso de creación de El burgués gentilhombre, nuestro trabajo de 2001. (Este excelente documental a manera de cómo se hizo es una aproximación imprescindible a lo que ha sido el Taller de Teatro 1978-2013. Puede verse íntegro, como introducción, en el apartado de dicha OBRA.

 

También Jesús Glaría realizó en 2003 un ameno y riguroso documental sobre la comedia española de los siglos de oro, a partir de fuentes históricas y artísticas, así como de la puesta en escena de nuestros Pícaros, cómicos, clásicos. Muy recomendable para docentes y alumnos, como audiovisual para el aula, puede encontrarse en el apartado de dicha OBRA.

 

Para El diario de Ana Frank, que acabaría representándose en el Teatro Valle-Inclán, sede del Centro Dramático Nacional en 2006 en Madrid, Jesús Glaría realizó las grabaciones que mostraban a la actriz protagonista inserta en el marco histórico y real en el que transcurren los trágicos acontecimientos. Esta puesta en escena obtuvo el premio a la mejor dirección en los Premios Buero de ese mismo año.

 

Todo esto, más otros trabajos anónimos, sin horas y a deshoras, para el Taller de Teatro 1978-2013. Gracias, Jesús, Txus Glaría.  

 

TERESA GUTIÉRREZ MARCO

Tere Gutiérrez es ama de casa, cantante del Orfeón Pamplonés, jotera tafallesa, modista vocacional, mujer de temple y amiga generosa.

 

Aunque no era madre de artista, también se incorporó al taller de costura que dirigía Maricruz Ibarrola desde 1991. A lo largo de más de dos décadas, Tere y Maricruz, Maricruz y Tere, han sacado patrones para los complicados figurines diseñados por Vicente Galbete y han apurado cada centímetro de tela o pasamanería que se les suministraba con mayor o menor abundancia según anduvieran las finanzas del año anterior.

 

Al igual que Maricruz, tuvo ofertas remuneradas para realizar vestuario a otras compañías profesionales de Navarra, pero Tere siempre permaneció fiel al Taller de Teatro 1978-2013, que siempre la recompensó muy generosamente ...  con todo su cariño y gratitud.  

 

Tere Gutiérrez, la modista, es la corresponsable del rico patrimonio de vestuario del Taller de Teatro, especialmente en el apartado de sombreros y complementos, en el que desplegó una inventiva envidiable, a base de buen hacer, paciencia y pruebas y más pruebas. Se anticipó a su tiempo inventando para nosotros el departamento I+D+I de vestuario, ante el desafío de cada puesta en escena. 

 

En 2008 el vestuario de Historia de un caballo, diseñado por Vicente Galbete, y dirigido y confeccionado en buena medida por Maricruz Ibarrola y Tere Gutiérrez, obtuvo la MENCIÓN ESPECIAL  AL VESTUARIO DEL JURADO NACIONAL DE LOS PREMIOS BUERO. Este vestuario de época, con sus caballos humanizados y sus príncipes rusos, puede admirarse  en la grabación de la obra de ese año.

 

Sobre la calidad de su trabajo puede verse también el vestuario de Tartufo 2013, nuestra obra de despedida. Este espectáculo quiso ser un homenaje a la sastrería teatral del Taller y se vistió íntegramente con los fondos de guardarropía surgidos de las manos, tijeras y agujas de Tere Gutiérrez y Maricruz Ibarrola.

 

Y un aviso de modistas veteranas para sastrecillos valientes. Quienes se interesen por el figurinismo teatral y el vestuario de nuestras puestas en escena deberían tener muy presente el lema compartido de nuestras corresponsables de vestuario: "La mejor modista es siempre la plancha".

 

MARICRUZ IBARROLA LOSTALÉ

A María de la Cruz Ibarrola Lostalé se le cruzó en su vida el Taller de Teatro por culpa de ser madre de artista. En efecto, en 1991 su hija Amparo Lázaro Ibarrola se apuntó al Taller de Teatro, y a Maricruz, como madre de actriz que participó con muy notable aprovechamiento en Quevediana, le tocó hacer patrones, pespuntear y después coser un traje  de época complicadísimo que, además de ajustarse al diseño del figurín, debía pasar la aduana del ojo sagaz y del lápiz implacable de Vicente Galbete. 

 

Sólo ella tuvo la culpa de que otras madres -o tías, abuelas o vecinas- le pidieran asesoramiento para poder vestir a sus retoños de manera igualmente solvente a partir de los retales y cortinajes de diversas procedencias que les suministraba el Taller de Teatro de entonces.   

 

Maricruz no solo vistió a su hija con un traje que le plantaba divinamente, sino que, a lo tonto o a lo listo, acabó vistiendo medio reparto. La obra, que, por cierto era de un tal Francisco de Quevedo, se representó con éxito en Pamplona. Incluso participó en los REENCONTREES EUROPÉENNES “ECÔLE ET CREATION” celebrados en 1991 en Grenoble (Francia) a los que acudieron, con gastos pagados, algunos proyectos europeos entre los más destacados sobre teatro y educación. Como atestiguan las imágenes del año correspondiente, aquellos retales convertidos en trajes de época acabarían dando mucho de sí.

 

Al terminar el curso, con su hija a punto de convertirse en universitaria, Maricruz pronunció una frase fatal que acabaría marcando muchísimas de sus horas de los años siguientes: “Pues, ya sabéis, si necesitáis algo, me decís…”

 

Y, naturalmente, se lo dijimos. Desde 1991 hasta 2013, durante más de veinte años,    Maricruz Ibarrola ha sido, primero en solitario y muy pronto con Tere Gutiérrez, la responsable nunca remunerada, ni bien ni mal, de la dirección de vestuario. Ha sido la encargada de orientar a las improvisadas modistas familiares, y también la responsable directa, junto con Tere Gutiérrez, de que el vestuario del Taller de Teatro 1978-2013 sorprendiese por la calidad de su acabado, ya se tuviera que vestir un año un Shakespeare historicista y al siguiente unos años veinte charlestoneros.

 

Todos los trajes, centenares de prendas a la medida que han constituido el patrimonio del Taller de Teatro, han pasado por las manos de Maricruz, la modista, y algunos, más que pasar por sus manos, se quedaron, pues fueron cosidos uno a uno, íntegramente, por ella.

 

En 2008 el vestuario de Historia de un caballo, diseñado por Vicente Galbete, y dirigido y/o realizado por Maricruz Ibarrola y Tere Gutiérrez, obtuvo la MENCIÓN ESPECIAL AL VESTUARIO DEL JURADO NACIONAL DE LOS PREMIOS BUERO. Puede admirarse su trabajo en la grabación de la obra de ese año.

 

Sobre la calidad de su trabajo puede verse el vestuario de Tartufo 2013, nuestra obra de despedida. Este espectáculo quiso ser un homenaje a la sastrería teatral del Taller y se vistió íntegramente con los fondos de guardarropía surgidos de las manos, tijeras y agujas de Maricruz Ibarrola y Tere Gutiérrez.   

 

Y un aviso de modistas veteranas para sastrecillos valientes. Quienes se interesen por el figurinismo teatral y el vestuario de nuestras puestas en escena deberían tener muy presente el lema compartido de nuestras corresponsables de vestuario: "La mejor modista es siempre la plancha".

 

JAVIER IZCUE ARGANDOÑA

CAUSA 1.- Javier Izcue Argandoña estudió en el IES “Navarro Villoslada” el único de los cursos entre 1979 y 2013 en que el Taller de Teatro NO estrenó obra.

 

CONSECUENCIA 1.- Umbrío por la pena, casi bruno, se dedicó a formarse, a viajar y a trabajar para subsanar dicha carencia en lugares con alguna a (Pamplona, Palma, Taipei, Salamanca, Alcalá).

           

CAUSA 2.- Escribir llegó más tarde, una vez que se cerró la herida.

 

CONSECUENCIA 2.- En los últimos años ha obtenido una veintena de premios en certámenes nacionales, y la edición de los textos. Desde galardones por un cuento para dormir a niños (Cuento para tus orejas (las dos) - 2006-, en la red), o uno de invierno (El General Invierno recibe un telegrama – 2007, en papel), microrrelatos hiperbreves por sms (¿Ítaca?- 2008, en el móvil), obras de teatro para niños (Muri, historia de un lémur con mochila – en la escena de la ENT), tanatocuentos  (Qué lindo te ves, Augusto – en la revista de los tanatorios), un relato para leer en el autobús que va a la Alhambra (Gettysburg, Zimmerman, dos mil ocho), una declaración de amor (Recogida selectiva de palabras ridículas – en Málaga), adaptaciones de clásicos (Edipo rey – 2012, para las bibliotecas escolares), o un libro de poemas para una princesa niña y preguntona (Amaranta en Venecia, 2013, en Fuentevaqueros). En la variedad está, etc., la belleza y la verdad.

           

CAUSA 3.- Una tarde, hacia 2005, se encontró casualmente con Ignacio Aranguren en la zona de lácteos del Leclerc. La leche. La cosa cuajó.

 

CONSECUENCIA 3.- Ha escrito, en coautoría con el antecitado, "Primera vez. Suite ADSLescente (2009)" y "SENTyMENTALIA. Sweet Adolescencia (2012)", los dos únicos libretos originales estrenados en exclusiva cósmica por el Taller de Teatro. Han sido publicados por Editorial Algar en su colección Joven Teatro de Papel.  No hay dos sin tres, dijo el cinco.

 

En conclusión, en distintos momentos ha recibido como pago en negro una vieja máquina de escribir alemana y una pluma con plumín biselado de excelente trazo. Estos obsequios prometen seguir soñando con nuevos caminos de tinta, declara el calamar.

 

ADOLFO LACUNZA EGUARAS

Adolfo Lacunza es fotógrafo navarro conocido y reconocido. Lleva a sus espaldas más de treinta años de experiencia como redactor gráfico en prensa y como profesional con estudio propio. Entre sus clientes habituales se encuentran diversas instituciones públicas, estudios de diseño gráfico y publicidad, universidades, industrias editoriales y discográficas.

 

Es además colaborador de diversas publicaciones periódicas y monitor y de fotografía en los cursos que organiza regularmente el Ayuntamiento de Pamplona en la red de centros CIVIVOX.

 

Cierto día de un año algo lejano, acudió al Taller de Teatro como fotógrafo de prensa para  dar cobertura gráfica a uno de nuestros estrenos. Y fue otro de los imprudentes a los que se les ocurrió pronunciar la frase fatídica: "Oye, que si necesitáis cualquier cosa, me decís..." Por supuesto, también se lo dijimos. Y comenzó su colaboración con el Taller de Teatro en 1991 cuando se puso en escena la obra Quevediana. Desde entonces ha venido prestando su generosa colaboración y su amistad para realizar de manera desinteresada los reportajes sobre los procesos de maquillaje y caracterización, las fotografías para programas de mano y carteles… Ha sido memoria gráfica de nuestros momentos dulces y también de nuestros momentos amargos.

 

Con Adolfo Lacunza, gracias a Adolfo Lacunza, nuestros alumnos aprendieron la importancia de la disciplina en una sesión fotográfica. Aprendieron también que la cámara no miente, y nadie puede dar lo que no tiene. Descubrieron, descubrimos, la sabiduría de captar el momento de la emoción irrepetible. Todo ello aparece recogido en los materiales gráficos de cada proyecto que figuran en esta página.  

 

Si quieres saber más de Adolfo Lacunza, pulsa aquí: www.adolfolacunza.com

 

JAVIER IGNACIO LARRAYOZ EGUARAS

A Javier Larráyoz todo el Taller de Teatro 1978-2013 lo conoce y lo sigue conociendo como  “Larri”. Parece que el apodo estuviera ya digitalizado en su carné de identidad.

 

Larri -¿con i o con y?- ha sido uno de los más antiguos y constantes colaboradores del Taller de Teatro. Quiere decirse que para nosotros Larri existe desde la época del vinilo y el magnetófono de bobina hasta los efectos digitales que pululan por la red.

 

No obstante, Larri es ingeniero agrónomo, pero ya casi no se le nota, porque ejerce mucho más de músico, musicólogo y gran coleccionista de instrumentos musicales. Además se gana la vida dignamente como técnico de sonido, antes en RTVE y actualmente en RNE.

 

Desde que en 1986 se iniciara en su colaboración con el montaje de Comedia de El Plauto nunca ha faltado a su cita anual con el Taller de Teatro 1978-2013. Por suerte para nosotros, aunque no sabemos si también para él, con Larri se han dado dos circunstancias felices: vive al lado del instituto, y no sabe decir que no. Por si esto fuera poco, además, es un profesional perfeccionista.

 

A lo largo de más de veinticinco años, Larri ha dirigido a nuestros actores en el momento de grabar sus voces para los proyectos que lo requerían, ha solucionado de manera ingeniosa y artesanal los efectos de sonido cuando todavía no existía la red, ha sonorizado los espectáculos con música en vivo. También ha resuelto no pocas deficiencias y precariedades de un salón de actos de instituto y nos ha prestado tanto equipos voluminosos como el cable con la clavija diminuta pero imprescindible.

 

En nuestra historia privada del Taller de Teatro recordaremos siempre a Larri con inmensa gratitud por muchas cosas. Y en la historia pública nuestros alumnos lo recordarán sin duda como aquel señor muy alto que, en el último momento y a medio comer, aparecía por la cabina o por el salón de actos para hacer que los equipos de sonido, que habían enmudecido justo a punto de alzarse el telón, comenzaran a sonar de nuevo y reinventaran el teatro.   

 
 

JUAN CARLOS MÚGICA MARTINENA

Juan Carlos Múgica, dice la red, es licenciado en Filología Hispánica y titulado en Canto Clásico, Composición y Dirección Musical. Desde 1990 es profesor de Educación Secundaria en la especialidad de Música.

 

Destinado desde el curso 2004-05 en el IES "Navarro Villoslada" de Pamplona, ha sido responsable de Calidad, miembro del equipo de Innovación Educativa y coordinador del centro en el Proyecto de Integración Curricular de las Competencias Básicas. Además, ha formado parte del equipo de redacción de Memorias EFQM.

 

Múgica inició sus estudios musicales siendo tiple de la catedral de Pamplona, bajo la dirección de Pío Iraizoz.. Realizó posteriormente estudios de canto bajo la dirección de José Luis Ochoa de Olza, Alfredo Kraus, Antonio Campó y Carmen Bustamante, y de composición con Pedro de Felipe. En 1981 ganó el Premio Nacional de Composición con la obra Soneto. Con Contrallanto obtuvo la Mención Especial del Jurado en el Concurso de Composición del Gobierno de Navarra en el año 1985. Ha realizado conciertos y grabaciones como cantante. En abril de 1993 fue nombrado director del Orfeón Pamplonés, cargo que ostentó hasta 1996, dirigiendo la masa coral que fundara su abuelo.

 

Esto es lo que nos cuenta la red. Lo que nosotros sabemos, no por leerlo sino por haberlo disfrutado en los últimos años del Taller de Teatro 1978-2013, es lo siguiente:

 

En el año 2006, casi de puntillas, comenzó su colaboración con el Taller de Teatro en la obra El diario de Ana Frank dirigiendo a los alumnos actores en la interpretación de la canción que él mismo escribió para la obra a partir de un tema popular judío.

 

En 2007 amplió notablemente su colaboración, ya que se ocupó de la dirección musical de cantantes e instrumentistas de La posadera, a partir del texto de Goldoni, con temas populares italianos y otros compuestos por Juan Carlos Múgica. Este espectáculo, al igual que el anterior, se representaría en el Teatro Valle-Inclán de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional.

 

En 2008 compuso el tema La primera vez, para el espectáculo del mismo título escrito por Javier Izcue e Ignacio Aranguren.

 

En 2009, Juan Carlos Múgica realiza su colaboración más ambiciosa con el Taller de Teatro, ya que compone letra y música para Historia de un caballo, de Tostoi, encargándose además de la dirección musical del espectáculo. Toda la música incidental, instrumental y vocal, se editaría en CD con técnicos de la Universidad Pública de Navarra.

 

En 2010, El retablo del flautista, de Jordi Teixidor, vuelve a contar con su sabia y generosa dirección musical para dar vida a este musical arrevistado y setentero.

 

Y, por último, en 2013, por fortuna contaríamos de nuevo con Juan Carlos para la dirección musical de los violinistas ciegos de Buerofusión 22d17, que obtendría el PRIMER PREMIO NACIONAL BUERO DE TEATRO JOVEN,  tras representarse en el Teatro María Guerrero, de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional.  

 

Sobre Juan Carlos Múgica, filólogo, cantante, músico y profesor de música cabría destacar muchos aspectos, ya que es hombre poliédrico. En el Taller de Teatro 1978-2013 se le recuerda por su particular sentido del humor y, sobre todo, por su generosa disponibilidad para la creación musical y la pedagogía, por haber creado partituras de notable eficacia y gran brillantez escénica a partir de los conocimientos musicales desiguales, unas veces precarios y otras veces más asentados, de sus alumnos aspirantes a cantantes o instrumentistas.

 

Su canción original Estar aquí, poder estar, creada para el musical La posadera pronto se convirtió en un himno privado para las celebraciones a puerta cerrada del Taller de Teatro. Se utilizó también para la despedida emocionada de estos 35 años de teatro y educación.

 

En la actualidad Juan Carlos Múgica se ocupa de la Orquesta Escolar del I.E.S. Navarro Villoslada y dirige también, con notables éxitos de crítica y de público, sus proyectos de pedagogía de las artes escénicas en las nuevas actividades de su propio Taller de Teatro.

 

Si quieres saber más sobre los proyectos musicales y teatrales de Juan Carlos Múgica en el I.E.S. Navarro Villoslada, pulsa aquí: http://www.iesnavarrovilloslada.com/

SARA NAPAL LECUMBERRI

Sara Napal es profesora de enseñanza secundaria. Actualmente imparte clases en los ciclos de  Estética y Belleza, y de Peluquería y Cosmética Capilar en el CI BURLADA FP. Es además miembro de ADENA (Asociación de Esteticistas de Navarra)

 

Paralelamente a su actividad académica, viene desarrollando su labor profesional principalmente en montajes teatrales y operísticos, aunque también en proyectos cinematográficos y otros espectáculos representados en espacios no convencionales.

 

Desde el año 1997, en que comenzó su colaboración con el Taller de Teatro con el montaje de ¡Sublime decisión!, Sara Napal, junto con sus otras compañeras en los ciclos formativos, han dirigido durante estos casi veinte años a las alumnas de Peluquería y Estética que han maquillado y enseñado a los alumnos-actores del Taller a  peinar canas creíbles, simular cicatrices, llevar con dignidad pelucas y bigotes postizos o a salir a escena divinos de la muerte...  

 

En cada curso, las visitas de las de Burlada, dirigidas por Sara Napal, han supuesto para el Taller de Teatro 1978-2013 una pequeña revolución. Primero, por su asistencia a los ensayos para conocer la época y el estilo del trabajo de ese año. Luego, para realizar las fotos de los intérpretes con la cara lavada. Después, nueva visita con propuestas, postizos, materiales y el famoso paso a paso de la ficha individualizada para cada personaje. A continuación, clase práctica de sicología y teatro con el rostro como lienzo. Retoques, revisiones, fotos de los procesos... 

 

Gracias, Sara Napal, y también a tus sucesivas compañeras y a tus alumnas, por compartir con nosotros en tantas mañanas de sábados y en tantos nervios del estreno los afeites y carmines de los héroes de la partida, que al espejo le piden su opinión, hasta el momento de alzarse el telón.

 

FERNANDO URÍZAR CALVO

Ha sido profesor de Filosofía del IES Navarro Villoslada hasta su reciente jubilación. Desde el año 2008, con el montaje de Historia de un caballo, Fernando Urízar como profesor responsable de los medios audiovisuales del Centro y generoso colaborador con el Taller de Teatro 1978-2013, ha venido realizando las grabaciones en vídeo y las ediciones y montajes posteriores de las obras que el Taller puso en escena.

 

Gracias a Fernando Urízar, a su saber hacer y a su optimismo para potenciar lo que teníamos y disimular nuestras carencias, en estos últimos años pudimos contar con grabaciones de los espectáculos y efectos de imagen  que nos hacían aparecer como grupo con medios, casi a la penúltima en efectos audiovisuales, aunque todas nuestras pantallas simultáneas surgieran de un único proyector de gama baja.  

 

Entre sus trabajos, siempre con medios casi artesanales y acabado profesional, cabe destacar las proyecciones que resultaron fundamentales en la puesta en escena de Buerofusión 22d17, obra con la que el Taller de Teatro 1978-2013 obtuvo el PRIMER PREMIO NACIONAL BUERO 2011, tras su representación en el Teatro María Guerrero de Madrid, sede del Centro Dramático Nacional. Puede verse la grabación íntegra de este espectáculo en su año correspondiente. 

 

Con premios o sin premios, por encima de todo Fernando Urízar ha colaborado siempre de manera generosa y decidida con todas aquellas iniciativas audiovisuales, siempre urgentes,  siempre engorrosas y siempre laboriosas, que el director del Taller o el escenógrafo le solicitaron.

 

Nunca supimos si, como buen filósofo con sólida formación humanística, Fernando Urízar era de los estoicos, de los epicúreos, de los empiristas o de los otros. La verdad es que al Taller de Teatro 1978-2013 eso le da igual. Fernando Urízar ha sido y es, ante todo, silencioso trabajador, generoso compañero y gran persona.      

 

MIGUEL ZALACAÍN FERNÁNDEZ

En un Taller de Teatro de tan largo recorrido como ha sido el nuestro durante tres décadas y media, siempre tiene que haber su donjuán con su doñainés, su hamlet picajoso, su burgués nuevo rico… y su avaro Euclión.

 

¿Y a quién mejor dar este papel que a un profe de matemáticas, de aquellos implacables que te calificaban tu sudado examen con un cuatro con ochenta y cinco escrito en infamante tinta roja?

 

Pero Miguel Zalacaín, más conocido en el centro como el Zalaca, nunca ha sido de esos, sin perjuicio de que haya sido un gran profesional de la educación secundaria. 

 

Miguel, el Zalaca, cometió al igual que otros la imprudencia de ofrecerse para llevar la contabilidad de los ingresos y gastos del Taller de Teatro en su última etapa. 

 

Con Miguel Zalacaín, tafallés, en este momento ya jubilado como catedrático de matemáticas, se nos abrieron las aguas como a Charlon Heston en película famosa. Liberó a  los responsables del  taller de ingratos papeleos y posteriores archiveos. Proporcionó al Taller de Teatro, y esto es muy de agradecer en los tiempos actuales, una total transparencia en su contabilidad, justificando de dónde venía y por dónde se iba –o se quedaba, para el centro- cada euro.

 

De manera elegante y silenciosa, las facturas amontonadas en un cajón se fueron convirtiendo mes a mes en una contabilidad fácil de seguir por quien pudiera solicitarla. Además,  sus conversaciones estaban llenas de propuestas informáticas para poner en valor un ordenador desordenado. A Miguel no se le escapaba una. Bueno era. Capaz de detectar una desviación al alza en la adquisición de puntillas y cremalleras respecto a la temporada anterior. Y capaz de tener una propuesta atinada para corregir presumibles bancarrotas.

 

Miguel Zalacaín ha sido en el Taller de Teatro de estos últimos años un componente imprescindible de nuestro equipo en esa otra cara del decorado a la que parece, pero solo lo parece, que llegan más amortiguados los aplausos. 

 

OTRAS PERSONAS, OTROS COLABORADORES

Desde su creación en 1978, el Taller de Teatro siempre estuvo abierto a cuantos dentro y fuera del centro educativo quisieron colaborar con él respetando y reforzando sus señas de identidad. A todos ellos y ellas, nuestra gratitud por todo lo que nos dieron en diferentes tiempos, unas veces difíciles y otros más fáciles, pero siempre en silencio y sin pedir nunca contrapartidas. Pidiendo disculpas anticipadas por los posibles errores y omisiones, como en las carteleras antiguas aquí van, por riguroso orden alfabético: 

 

  • ANDONI FERNÁNDEZ

  • ANDRÉS ORTEGA

  • ANTONIO ARANGUREN

  • BECKY SIEGEL 

  • FRANCISCA GALLUÉS

  • GABRIEL RUBIO

  • JOAQUÍN ORAYEN

  • JOSÉ MARÍA ASÍN

  • LAURENTINO BELLOSO

  • LEONOR P.CASAJÚS

  • MAITE LASHERAS

  • MANUEL QUINTANA

  • MARÍA LUISA DELGADO

  • MARIBEL MURILLO

  • MARÍA VILLAR FERNÁNDEZ

  • MARTA JUANÍZ

  • MIGUEL MUNÁRRIZ

  • PATXI ARANGUREN

  • PEDRO JIMENO

  • RAMÓN AROZARENA

  • TOMÁS MAQUIRRIAIN

  • VALENTÍN REDIN   

  • TERESA NAVAJAS

 

Y también nuestro agradecimiento, con nuestras disculpas por haberse quedado alguno de momento, solo de momento, atascado en los laberintos de nuestra memoria, a cuantos deberían aparecer aquí. Sin ellos, sin ellas, nuestro telón escolar nunca hubiera podido volver a levantarse en cada nuevo curso o no lo hubiera hecho con la misma puntualidad ni con la misma ilusión.

 

  • METALDECO, S.L.

  • TEJIDOS PETATXO

  • TEJIDOS TXIMELETA

  • TRAPEROS DE EMAÚS    

 

Y, para no dejar a nadie en el tintero o en el cartucho extenuado de nuestra impresora, también dejamos constancia de nuestra gratitud a los que a lo largo de estos 35 años de teatro y educación nos predicaron sin dar trigo. También aprendimos muchísimo de ellos. Pero, sobre todo, aprendimos mucho más de los que nos dieron trigo sin predicar, en aquellos años silenciosos en los que casi cazábamos a lazo a cada uno de nuestros actores o de nuestros espectadores. Años de compartir proyectos en silencio, después de que tocara el último timbre de la tarde, años en los que nunca soñábamos con titulares de prensa ni con ganar premios que ni conocíamos ni echábamos de menos:

 

DEPARTAMENTO DE LENGUA Y LITERATURA, ALUMNADO, APYMA, EQUIPOS DIRECTIVOS, PERSONAL NO DOCENTE Y PROFESORADO del I.E.S NAVARRO VILLOSLADA de Pamplona. (1978-2013).

 

A lo largo de estos 35 años algunos antiguos componentes del Taller de Teatro nos dejaron de manera siempre prematura. Quienes los conocimos y pudimos disfrutar de su alegría, de su compañerismo, de su amistad y de tantas cosas, les queremos hacer aquí un hueco pequeñito. El mayor estará siempre en nuestro recuerdo.

 

  • KIKO PALACIOS

  • ITXASO GULINA

  • LUIS SANTESTEBAN

  • JAIME ARANGUREN

  • LUIS DELSO

  • JORGE ARTAZCOZ

 
  • Wix Facebook page
  • Twitter App Icon
  • Vimeo App Icon

TALLER DE TEATRO ESCOLAR NAVARRO VILLOSLADA

Pomme d'Amour I - Rene Aubry
00:00 / 00:00